Este invierno lo hemos dedicado a conocer un poco la comarca de Los Serranos, situada en el interior de la provincia de Valencia y muy cerca de la ciudad de Valencia. Si quieres conocer 5 bonitas excursiones con niños cerca de Valencia, este es tu artículo.

Ubicada en el valle del río Túria, la comarca de los serranos debe su nombre a lo atípico de dicho valle, formado por numerosas serranías del sistema ibérico como las sierras del Remedio, la Talaya, Santa María y Sierra de los Bosques. Para los amantes del senderismo ya sabréis que todas estas poblaciones cuentan con rutas para disfrutar de este deporte, pero si te apetece un plan más sencillo para vuestros peques, son perfectas para dar un paseo y disfrutar de la naturaleza en familia. Si por el contrario, te apetece algo más de movimiento, no olvides pasarte por nuestro post 10 rutas de senderismo con niños cerca de Valencia.

De un total de 19 municipios, nosotros hemos visitado 5. Podían haber sido otros, pero estos son por los que hemos paseado.

 

5 Bonitas Excursiones con niños Cerca de Valencia

Excursión en Chulilla

Esta es una de las poblaciones que más opciones tiene y no te dejará indiferente. Hay varias rutas señalizadas de distinta dificultad y recorrido. Nosotros hemos realizado varias, con el peque a punto de cumplir 2 años, escogimos una cortita y sencilla que subía a la montaña y que nos dejó unas vistas impresionantes de precipicios, montañas, campos y el río Turia como marco de referencia. Pero no hace falta hacer ruta, se puede pasar un día fantástico junto al río y dar un paseo por la población. También es una zona donde practicar escalada. Otra ruta que realizamos hace poco fue la ruta de los puentes colgantes de Chulilla.

Excursión en Chelva

Al igual que Chulilla, Chelva también cuenta con varios recorridos y senderos señalizados, pero seguramente el más conocido es la Ruta del Agua, una trazado circular de dificultad media y algo más de 5 km de distancia.

Una magnífica excursión que combina cultura e historia. Nosotros acortamos la ruta y exploramos más la zona de la ribera del río rodeada de eucaliptos y chopos. Estuvimos por el área recreativa de Molino Puerto, que dispone de paelleros, zona infantil y servicios, y nos acercamos a «La Playeta», un precioso paraje en el estrechamiento del río Chelva, que con buen tiempo es perfecto para darse un chapuzón o tumbarse en la orilla.

Para comer, el popular restaurante «El Rincón de los Pacos«, sirven menú casero y muy bien de precio. Este restaurante suele llenarse hasta en invierno así que conviene reservar si no te quieres quedar sin sitio.

Excursión en Tuéjar

De las 5 excursiones con niños cerca de Valencia, ésta nos dejó un poquito decepcionados. Estuvimos en la zona del área recreativa del Azud y nos encontramos un lugar bastante abandonado.

Había restos de alguna obra pasada, algunos muros descuidados y echamos en falta más información de mapas y señalizaciones que sí tenían otros lugares. Es posible que al ser invierno influyera en esta sensación y en verano cambie el ambiente.

A pesar de esto, pasamos una mañana estupenda. Ya se sabe que a los niños en realidad les hace falta poco para pasarlo bien y Martín estuvo encantado jugando cerca del río. El área cuenta con bar (cerrado en invierno), área infantil y paelleros.

Excursión en Gestalgar

En Gestalgar una vez más nos dedicamos a la zona del río. Siempre es un recurso que les encanta a los peques.

Comenzamos paseando por su ribera acercándonos a la zona de los baños del Motor (sin bañistas en esta época del año), cruzamos una pequeña pasarela para seguir caminando por la otra orilla y desde allí observamos la cima de la Peña María. El paisaje tenía vistas espectaculares de las montañas alzándose en paredes verticales.

Excursión en Alpuente

Esta villa situada a unos 95 km de Valencia, está declarada monumento histórico-artístico y no es para menos. Lo mejor, pasear por sus calles y rincones descubriendo los diferentes puntos de interés, como la Torre de la Aljama, la muralla, el castillo, casonas…Nosotros subimos a ver las ruinas del castillo, desde donde se tiene un bonita vista de toda la población por una parte y de un buen precipicio por otra, así que hay que ir con ojo con los más peques. Alpuente es uno de esos pueblos con encanto que bien merece una visita. Se realizan visitas guiadas.

Si tenéis pensado comer allí, sólo hay 2 restaurantes por lo que recomendamos reservar. Nosotros no lo hicimos y tuvimos que irnos a otra población a comer, también es cierto que era Semana Santa y estaba al completo.

Como veréis en este post, nuestra intención no es dar una información detallada de estos lugares, sino animar a todas las familias a salir con los más pequeños y disfrutar de la naturaleza, que hacerlo es más fácil de lo que pensamos y siempre podemos adaptar las salidas a nuestras circunstancias.

Por nuestra parte, seguiremos saliendo por esta zona que tanto nos ha gustado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 7 Promedio: 5)
Share This