La noche anterior, decidimos tomarnos unas cervecitas en el bar-pub del Loki Hostel y así unirnos a los erasmus veinteañeros.

Raúl acabo bebiendo el coctel explosivo de la noche, no antes de que Marian y Maribel se pegaran un baile de lambada con el hacendado de Andy, que invitaba a todo el hostel con su cuenta interminable.

Mas tarde Maribel se apunto con las chicas y se fue a una discoteca de Cusco, regresando unas horas mas tarde.
 
Al dia siguiente, nada mas levantarnos con un poco mas de sueño desayunamos, arregalmos las mochilas y tras dejarlas en consigna nos fuimos a buscar el colectivo hacia Pisac,
 
1 hora y media mas tarde llegamos al destino y tras coger un taxi nos encontramos en una fortaleza que se caracteriza por las bonitas terrazas destinandas al cultivo.
 
El imperio Inca producia en aquella epoca 4 veces mas que en la actualidad.

Como a las 20:30 teniamos que coger el autobus destino a Puerto Maldonado, no nos dio tiempo a ver todo el complejo, en el que te puedes tirar tranquilamente todo un día, así que vimos el templo del sol, y las ruinas que se encontraban en nuestro camino de regreso a Pisac, que hicimos por una senda espectacular, con un tramo por el interior de la montaña y escaleras con un pie en el precipicio.

Al llegar a Pisac, tras dos horas de recorrido a pie, nos dirigimos al horno Quevedo, un horno tradicional muy bonito en el que comimos empanadillas (verdura y jamon con queso), estaban buenisimas.
 
Tras 15 minutos de descanso cogimos un colectivo destino a Cusco, en el que nos toco estar de pie, con gente por todos los lados y que nos recordo mucho a la India, el viaje se hizo largo en esa situación, en la que no podiamos mover una pierna, y en donde las cabezas afloraban por debajo de las axilas.
 
En Cusco recogimos la mochilas y acudimos a la terminal de autobuses, donde cogimos un bus destino a Puerto Maldonado, 20:45 con llegada a las 6:30. Puerto Maldonado es una de las zonas de Perú en donde empieza la selva amazonica.
 
Acabamos de llegar, hace frio, y en el Lodge donde nos hemos alojado nos dicen que no hay agua caliente ni wifi, así que no escribiremos en 3 dias y seguramente ni nos ducharemos.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)