Ruta en coche por Eslovenia y Croacia con niños

Cuando pensamos en nuestro destino para las vacaciones de verano, sabíamos que nos apetecía salir ya con el peque por Europa, pero la eterna pregunta…¿dónde vamos?. Buscábamos un vuelo directo, a unas 3 -4 horas máximo y manejable en coche para recorrer el país. Realmente eran tantas las opciones que pedimos consejo a uno de nuestros referentes blogueros de viajes en familia: unmundoparatres. Nos recomendaron con gran acierto Eslovenia. Un país para nosotros desconocido hasta el momento pero que nos enamoró desde el primer instante. Además, decidimos combinarlo con la popular Croacia. Aunque por la extensión de este país y los días de los que disponíamos no pudimos llegar hasta la conocida ciudad de Dubrovnik. Así que ya tenemos una buena excusa para volver.

Continue reading “Ruta en coche por Eslovenia y Croacia con niños”

Anuncios

Notas sobre un viaje a Eslovenia y Croacia

Estas son algunas de las curiosidades, datos o pequeños apuntes que tomamos en nuestro viaje por estas tierras:

Eslovenia

– Eslovenia es unos de esos países que recomendaríamos visitar a cualquier persona, pero sobre todo a las familias. Nos enamoró desde el primer momento y nos dio mucha pena dejarlo.

– Tiene parajes espectaculares: cascadas, lagos, ríos, cuevas, gargantas y verde, mucho verde. Ambiente perfecto para niños y mayores.

– Es un país pequeño, por lo que te permite moverte de un sitio a otro con rapidez y facilidad.

– Carreteras nuevas y en buenas condiciones, aunque conducen muy rápido y adelantan que no veas.

– Hay que pagar en los parques naturales y otros lugares de interés en la naturaleza. No eran cantidades exageradas así que nos parecía bien contribuir a cuidar el entorno por el que pasamos.

– Mucho parking de pago en ciudades, incluso en pequeños pueblos.

– Una maravilla imprescindible, el centro de Liubliana, todo peatonal, verde, tranquila, toda una joya!

– Para viajar por las autopistas de Eslovenia es necesario comprar una “viñeta”. Se trata de un adhesivo que se coloca en el parabrisas delantero. Los hay de una semana, un mes y un año. El de un mes nos costó 30 eur y es muy fácil conseguirlo. Se venden en gasolineras, correos, algunos kioscos y tiendas.

– El coche de alquiler nos dio una independencia total y poder viajar a nuestro ritmo, y a pesar de llevar todos los alojamientos reservados pudimos flexibilizar los planes cada día.

– Por contra el llevar coche quita espacio a relacionarte con los lugareños.

Croacia

– Los precios de los alojamientos  en Croacia pueden ser bastante económicos, además se ven muchos carteles anunciando habitaciones por lo que es más fácil negociar precios directamente, aunque nosotros de momento lo estamos llevando todo reservado mientras el peque va creciendo.

– Tuvimos la sensación de pagar por todo! Entradas, parkings, aseos…puf!

– En el Parque de los Lagos Plitvice es posible encontrar algo de sitio en las cercanías y no tener que pagar el parking que es carete.

– No hay casi autopistas, muchas obras en las carreteras y comarcales de uno solo carril. Así que en ocasiones hay que armarse de paciencia y salir con tiempo.

– En la costa croata se puede disfrutar de hermosos atardeceres, sólo hay que elegir un rincón para disfrutarlo.

¿Habéis estado en alguno de estos países? Muy pronto publicaremos la ruta que hicimos nosotros. Esperamos que os guste!