Senda botánica de Calduch

La senda de Calduch de Vila-real nos permite hacer un recorrido por la orilla del río Mijares, una ruta de gran belleza y frondosa vegetación, coincidente, con el lecho de la antigua acequia Mayor de Vila-real, la cual dejó de utilizarse a finales del siglo XIX, tras más de seiscientos años de uso.

El itinerario, englobado dentro de la ruta “Camí de l’aigua” y en el entorno de protección del Paisaje Protegido de la desembocadura del ríu Millars, tiene aproximadamente 4,4 km entre la ida y la vuelta (lineal). Una buena idea sería iniciar el recorrido desde la ermita de Virgen de Gracia, ya que a la vuelta se puede comer en la pinada de su área recreativa. Desde la ermita, la senda desciende ligeramente hasta el puente medieval de Santa Quiteria, construido en el siglo XIII y por donde pasaba el Camino Real, momento en el que damos la vuelta para volver sobre nuestros pasos.

Algunos de los alicientes que hacen de esta ruta una buena opción para recorrerlo en compañía de nuestros peques son:

  • Nada más comenzar nos encontramos con una fuente con peces.
  • El recorrido presenta zonas estrechas con paredes de roca (por los que es necesario agacharse), recovecos (donde esconderse y dar sustos a los más rezagados del grupo) e incluso un pequeño túnel.
  • El curso de agua próximo al camino es una  fuente interminable de juegos para los mas pequeños.
  • El molí de Bisbal, destruido en la riada de 1952, nos permite explicar a los niños el funcionamiento de un molino. Además tiene una placa que marca el límite de la subida del nivel del río en dicha riada.
  • Es uno de los pocos ejemplos de tramos bajos de ríos donde la vegetación de ribera esté bien conservada y el cauce no ha sido canalizado.

Como dato curioso tenemos el mismo nombre de la senda, que fue dado porque por este recorrido recogía Manuel Calduch las  plantas con las que comenzó su famoso herbario y que le daría fama mundial.

A nosotros nos encantó.

Datos prácticos:

  • Inicio del recorrido:  La ruta comienza en la ermita de la Mare de Deu de Gràcia, donde podremos aparcar en el párquing del restaurante el Molí (próximo al inicio de la ruta).
  • Comida: Nosotros comimos en el restaurante Menfis, ubicado en las afueras de Vila-real, es un buen lugar si se va con hambre, ponen mucha cantidad de comida.
  • La senda no es apta para sillas de paseo, ya que presenta tramos en los que es necesario agacharse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s